Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Oh! Rigami. Isabel Zapardiez

Oh!rigami

Del papel a la emoción

 

En la colección de su 15 aniversario, Isabel Zapardiez vuelve a sus orígenes profesionales y a los mundos que le apasionan.

La chispa de su inspiración se enciende en la visita que la diseñadora realiza a Japón, en el reencuentro con su rico universo cultural y estético, muy presente en toda su trayectoria. Desde esta experiencia personal realiza una interpretación libre sobre el Japón ancestral y el Japón moderno… siempre desde la emoción y las sensaciones, la materia donde se enmarca su trabajo.

En su propuesta también se refuerzan los lazos que le unen a grandes referentes de la Costura: la pionera Madeleine Vionnet y el maestro Cristóbal Balenciaga, en el centenario de la apertura de su primer negocio en San Sebastián, a escasos metros de donde hoy se encuentra el estudio de Isabel Zapardiez. Una conexión que se alimenta de múltiples hilos, tanto a nivel de concepción profesional como de identificación personal.

“En la colección aflora la búsqueda constante de estos 15 años de trabajo; vivencias, experiencias, obsesiones.. multitud de referencias que fluyen de forma muy desordenada, no como una síntesis de nuestra trayectoria, sino como un nuevo ejercicio creativo”.

La novia que presenta Isabel Zapardiez se expresa en el hoy y el ahora, incorporando a su atuendo complementos de diario. Se mueve con total elegancia por la cotidianidad, con piezas que trasmiten esa esencia de lo exclusivo.

La reinterpretación del vestuario femenino, que ha convertido en un sello de marca, se amplía de la mano de la estética oriental, para reinventar prendas como el kimono, la falda pantalón y los cinturones, creando su primera colección inspirada en el obi, la prenda tradicional que se lleva sobre el kimono.

Como novedad, los paraguas protagonizan el look nupcial superando su funcionalidad para convertirse en icono de moda, símbolo de protección, y también un guiño a la climatología de su tierra. Isabel Zapardiez reinventa esta prenda con su primera colección de paraguas, creada en colaboración con la marca guipuzcoana Ezpeleta, que suma una tradición de más de 80 años fabricando artesanalmente paraguas de edición limitada.

La propuesta 2018 incluye también nueva colección de zapatos y nuevos modelos de bolsos.

“Percibo a cada novia, ante todo, como una mujer de su tiempo y me gusta incorporar al look femenino prendas cotidianas dándoles un nuevo enfoque. La combinación coordinada de todas estas prendas, incluyendo zapatos, bolsos, cinturones o paraguas… permite un juego extraordinario y una gran diversidad.”

Formas

Japón respira en las propuestas de la nueva colección de Isabel Zapardiez. La estética Samurai, la belleza de los jardines nipones… todo ello está presente, combinando con frescura distintos estilos.

El homenaje al kimono adopta formas tradicionales y de vanguardia, en distintos tejidos y larguras. Desde el kimono largo con bordados y pedrería, con juegos de transparencia y sensación de movimiento arquitectónico; y el plisado, trabajado sobre la pieza entera; hasta el kimono en neopreno bordado… la secuencia es muy diversa.

Los monos se reinterpretan en faldas pantalón de inspiración samurái, coexistiendo con prendas emblemáticas de la firma como el vestido camisero.

Las cinturas de efecto obi se marcan con cinturones en cuero, contrastando con faldas de volúmenes etéreos y largos midi. Mangas elaboradas y con volumen emergen de cuerpos marcados y de escotadas espaldas, que son también señas de identidad de la nueva colección.

 

Tejidos

Isabel Zapardiez recrea la riqueza estética de Japón a través de los tejidos, con una sobredosis de ideas y una gran variedad de texturas. El Japón ancestral y el más futurista se asoman en una mezcla de tejidos tradicionales, como el gazar, y los tecnológicos, como el neopreno; y fusiones originales como los detalles tejidos en papel y seda.

La inquietud por experimentar con los materiales da cabida en la colección a bordados en satén, pedrerías sobre tul, brocados, las organzas flocadas, gasas, tules bordados, plumas… prácticamente cada diseño de la colección fusiona distintos tejidos.

Los jardines japoneses son el argumento estético de telas con motivos florales, bordados y estampados que recrean la sutileza y espiritualidad de la naturaleza.

Los plisados toman algunos diseños remitiendo al arte del plegado para esculpir las formas.

 

Colores

La apuesta cromática da protagonismo a todas las gamas del coral, desde la tonalidad salmón hasta el granate intenso.. pasando por distintas gamas de rosas.

También predomina el color beige y los tonos arena combinados con blanco, que se vuelve dorado en brocados muy ricos, en el caso de algunos kimonos.

Además, persisten los tonos blancos en distintas iluminaciones y matices

La paleta de color se aplica de forma coordinada y dosificada tanto en los tejidos como en los complementos: zapatos, bolsos, paraguas…

“El color que me llevo de Japón es el coral; en las tonalidades más claras es de una gran sutileza y cuando se oscurece tiene mucha fuerza; me gusta esa dualidad de carácter que aporta.”

 

Paraguas

Con la colección de paraguas, Isabel Zapardiez introduce esta prenda en el universo nupcial, convirtiéndolo en icono de moda y haciendo un guiño a la preocupación ante la climatología adversa. La novia de Isabel Zapardiez convierte el desafío a la lluvia en un sello de elegancia y modernidad, con piezas de exquisita hechura en colores muy vivos, fabricadas en colaboración con la firma Ezpeleta, artesanos del paraguas desde hace más de 80 años.

Ezpeleta es una paragüería fundada en 1935, que fabrica sus piezas artesanalmente, de principio a fin, en su taller de Oñati, Guipúzcoa. Uno de los pocos fabricantes que quedan en España y Europa, que entiende el paraguas como un complemento de moda.

La colección de paraguas Isabel Zapardiez incluye 8 piezas de diseño y color impactante, en tres tamaños, fabricados con mimo, con un cuidado especial en todos los detalles y acabados. Se trata de paraguas exclusivos, en los que todas las piezas que completan sus 8 puntas son totalmente distintas, conformando una imagen única. Todos los puños están realizados en materiales nobles y coordinados en colores con los estampados, principalmente madera, y metacrilato italiano.

Bajo el paraguas, la diseñadora reafirma la supremacía de la ilusión y la emoción frente al clima y alude a la simbología de este complemento en las bodas sintoístas, donde significa protección. Protección y cobijo en el mundo propio, en el momento único, donde todo lo demás pasa a un segundo plano. Es un guiño también a su tierra natal, donde abundan las lluvias, y representan una preocupación recurrente para las novias.

“La lluvia está muy presente en el norte y me apetecía incluir en la colección ese guiño a la realidad más práctica, dándole respuesta con unos paraguas de alta costura que son a la vez un desafío a lo adverso y un refugio donde sentirse a salvo… un complemento perfecto tanto para la novia como para las invitadas.”

Cinturones

El tradicional obi que envuelve la cintura sobre el kimono, es la inspiración que lleva a la diseñadora a crear su primera colección de cinturones. Confeccionados en cuero flexible, con la exquisita hechura habitual en todos los diseños de la marca, toman la cintura para ceñir las prendas con distintos juegos de simetría.

Bolsos

Isabel Zapardiez amplía la colección de bolsos de la marca con nuevas piezas diseñadas como representativas de la casa. El modelo Balea, en ante de alta calidad y una exquisita confección en materiales, fornituras y detalles y con el interior forrado también en piel. Y otros dos modelos en esta misma línea con el interior en tejido japonés.

Zapatos

En las nuevas propuestas los zapatos son una pieza relevante del conjunto. La nueva colección de zapatos materializa la inspiración oriental diseñando todas las suelas en negro. Predominan los stilettos y las sandalias con diseños en consonancia con el resto de las prendas, con detalles sutiles en los acabados y juegos de texturas.

Fashion Show

“El Fashion Show es como una explosión creativa donde la colección toma vida propia, expresándose a través de múltiples elementos para generar emociones. Gracias al esfuerzo compartido de un grupo de especialistas apasionados por nuestro trabajo, podemos unir varias disciplinas sobre la pasarela y crear una experiencia para los cinco sentidos.”

Isabel Zapardiez

 

Créditos:

Imagen y conceptualización del evento: Agencia Patio, Espacio de Comunicación www.p-a-t-i-o.com

 

Artesanía del Paraguas: Ezpeleta www.ezpeleta.com 

Creatividad, Diseños, Colección: Isabel Zapardiez www.isabelzapardiez.com

 

A %d blogueros les gusta esto: