Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Santa María la Mayor-Alquézar

La Colegiata de Santa María la Mayor es una colegiata-castillo con orígenes de fortaleza. Fue construida en el siglo IX por Jalaf ibn Rasid para frenar a los reinos cristianos del norte. Situada en la localidad de Alquézar en la provincia de Huesca.

Realmente, debes ser especialista en historia para dar información fehaciente, por eso, Wilkipedia es la fuente de toda la información histórica que te apunto.

En torno a 1067, es conquistada por Sancho Ramírez, hijo de Ramiro I. Pasa, entonces, a ser una fortaleza cristiana a la que se le denominó “Castrum Alqueçaris”. Es en 1099, cuando Sancho Ramírez decide dotar a Alquézar de una comunidad de canónigos agustinos.

En el siglo XIV se construyó el claustro gótico pero en un estilo cercano al románico. Su planta es la de un cuadrilátero irregular, con columnas pareadas y arcos de medio punto. Todavía se mantienen seis capiteles románicos de la primera mitad del siglo XII. Sus temas son  la creación de Adán, la Tentación de Eva y Adán en el Paraíso, Caín y Abel, el Diluvio Universal o la Historia de Abraham entre otros.

Entre los siglos XV – XVIII, los muros del claustro fueron decorados con pinturas al fresco que relatan escenas del Nuevo Testamento.

En la primera mitad del siglo XVI se erigió la actual Colegiata de Santa María, uno de los monumentos más visitados de Alquézar. Es obra del arquitecto Juan de Segura, también autor de la Seo de Barbastro. Durante el siglo XVII se le añaden algunas capillas y el retablo mayor, situado en el presbiterio. Es de madera dorada y policromada, realizado en un estilo de transición entre el renacimiento y el barroco.

Conserva un curioso y elegante claustro románico trapezoidal. Este tipo de planta es más frecuente de lo que parece. Lo encontramos en la catedral de Gerona, en San Pere de Rodes, o en Santo Domingo de Silos. Normalmente se genera por tener que adaptarse los maestros de obra a un espacio determinado.

Los arcos del claustro no tienen clave. Están construidas por dovelas contiguas sin necesidad de ubicar una de ellas en el punto central del arco.

Son muchas las parejas que eligen la Colegiata Santa María la Mayor de Alquézar como inicio de su gran día. Sara y Roger fueron una de ellas. El punto de inflexión a su nueva vida en un marco inigualable, como puedes observar.

Tamara Pastora, fue la encargada de plasmar en sus fotografías, toda la felicidad que les rodeó. Su especialidad es el fotoperiodismo.

 

Créditos

Tamara Pastora

http://tamarapastora.slidingboxes.com

 

A %d blogueros les gusta esto: